El Viaje

Todo en la vida inicia con un aprendizaje, aunque dicen que de los errores se aprende, preferimos tomar ese conocimiento de quienes ya  los cometieron antes y con esa experiencia han desarrollado programas casi perfectos para conseguir eficazmente rehabilitar y liberar un gran numero de animales, es por eso, (y porque viajar nunca esta de mas) que iniciamos esta peregrinación, la ruta trazada solo incluye dos países, nada mas y nada menos que los mas grandes de latinoamérica, tanto en espacio como en desarrollo de programas conservacionistas.

El primero de ellos, Brasil, en el que aun nos encontramos después de tres meses de viaje, con aproximadamente 30 CETAS (Centros Triagem de animais silvestres) encargados solo de recibir y destinar los animales silvestres victimas del trafico y de accidentes antropogénicos, después están los centros de rehabilitación, que en su mayoría son específicos para cada especie o grupo animal y por si esto fuera poco, todos los zoológicos del país tienen como función principal la educación ambiental y la conservación.

Seguimos la travesía entrando a la también colosal Argentina, aunque aun no podemos dar testimonio de su trabajo, tenemos nuestras esperanzas puestas en que el aprendizaje sera mucho, el primer centro por visitar en este país es la llamada casa de los pájaros ”Guira Oga”, en la selva misionera, para luego pasar los días de invierno en la provincia de Santa Fé donde se encuentra la granja integral ”Naturaleza Viva”, ejemplo invaluable de autosustentabilidad y trabajo. Terminando donde prácticamente se acaba el continente, en la ciudad de Ushuaia, para tomar un postre helado después de este banquete. Finalmente después de 10 u 11 meses de viaje volvemos a Venezuela listos para poner en practica todo lo aprendido y prepararnos para recibir a todo quienes nos han recibido y forman ahora también parte de este mágico proyecto.

No se admiten más comentarios